top of page

¿Cómo pasé de una relación de dependencia a una vida plena? Mis 5 consejos


Hola mujeres,


Hoy continúo con la entrada del otro día sobre pasar de una relación de dependencia y maltrato emocional, a una vida plena.


Estos aprendizajes a mi me llevaron mucho tiempo y dolor construirlos, por lo que os los comparto para que os ahorréis tiempo y sufrimiento.


Como siempre, cada una tendrá que ver en SU VIDA Y SU HISTORIA, si le cuadran o no, ya que es imposible no ser simplista en una entrada de blog o un vídeo de YouTube.


Como muchas ya conocéis la historia de mi relación de dependencia y maltrato, no me voy a detener en ella y vamos a pasar directamente a los 5 consejos para salir de ellas y llevar una vida plena. Si quieres que otro día cuente mi relación, escríbelo en comentarios.


Los 5 consejos:


1: Autoconocimiento: Lo primero que debes hacer es conocerte a ti misma, evidentemente esto es un camino que lleva toda la vida. Pero es fundamental que al menos sepas estas cosas:

  1. Si eres muy mental o si eres muy emocional. Si eres muy mental y tu cuerpo te manda señales de que hay algo que está mal, escúchalo, es tu intuición gritando que algo pasa. Lo sabes, pero lo racionalizas constantemente. Si eres muy emocional entonces debes aprender a poner mente, porque quizás las cosas que pasan no son como las sientes.

  2. Si tus traumas del pasado pueden estar haciéndote ver las cosas de forma distorsionada: No siempre que tenemos trauma o heridas en el pasado estamos interpretando mal el presente, pero los estudios demuestran que una persona con trauma puede generar respuestas "no acordes a ratio", esto es, sobrereaccionar como si estuviera pasando algo malo, o no protegerte cuando en realidad sí estás en peligro. Por supuesto en el presente pueden estar pasando cosas malas y no siempre son tus heridas, pero es bueno conocerlas y conocerte para al menos, poder "complejizar" lo que está pasando en esa relación. En otro post os hablaré de cómo detectar una relación nociva.


2. Ver las señales y actuar desde el principio: ¿A cuántas de nosotras nos ha pasado que había cosas que nos sentaban mal y por no generar conflicto, o porque "somos exageradas", no dijimos nada y lo dejamos que fuera creciendo? No sé a ti, pero a mí desde luego, me ha pasado. Con este ex que os cuento, desde el minuto uno me comparaba con su exnovia, siempre para quedar por debajo. En otras relaciones me comparaban para quedar por encima, lo que tampoco habla muy bien de esa persona. También este ex me criticaba mi cuerpo, mi ropa, etc., me decía lo que debía hacer, o criticaba a mis amigas, a parte de tontear con otras. Al principio lo hacía sutilmente, si yo decía algo, me decía que eran cosas mías, que era muy sensible o que estaba exagerando y era una controladora. Yo me callaba "igual es que me quedé traumatizada por mi otro ex", pensaba. Pero nada más lejos de la realidad. Lo que veía estaba pasando, pero solo lo veía yo (o eso cría), porque él era muy listo: delante de mis seres queridos era encantador y sabía muy bien con qué mujeres tontear y con qué amigas no. La cuestión es que yo vi estas cosas desde el principio pero no me hice caso, sino que lo justifiqué: "él es así", "soy muy estricta y exagerada", "soy controladora"... Y así me fui perdiendo a mí misma, pero esto para otra entrada.


3. Pide ayuda: Querida, si tienes tantas señales, si empiezas a ver que pierdes autoestima, si te sientes mal.., PIDE AYUDA. En mi caso 3 cosas me hicieron cambiar radicalmente de vida: El psicoanálisis, el feminismo y una tribu de sostén. Y las pongo juntas porque se complementan y una sin las otras puede ser complicado:


  1. El psicoanálisis: te ayuda a mirarte a ti misma, no solo al otro. No para culparte, sino para autoconocerte, y para experimentar lo que es una relación sana (excepto claro, si te toca un analista psicópata, que lo hay en todas las corrientes de psicología, medicina, etc., ya que el título no hace al buen profesional). También te ayuda a cuestionarte muchas cosas, a pensarlas diferentes, a quererte... Si necesitas consejo para buscar una buena terapeuta, mira aquí o escríbeme a yovivoconscientepsicologia@gmail.com y te ayudo.

  2. El feminismo: Simple y llanamente te hace despertar, romper con roles que haces de forma inconsciente y te hacen quedarte cuidando a un hombre de 30 años como si fuera un bebé, sacrificándote cuando NO toca. Ahora bien, intenta huir de la dicotomía mujer=buena/hombre=malo pero también de "el hombre es super bueno y tenemos que cuidarles" o "la violencia no tiene género". Si no lo tiene... ¿Cómo se explica que el 90% de los asesinatos en España los cometan hombres? Evidentemente no todos los hombres. Yo te diría que vayas con pensamiento crítico y no adores a nadie dentro del feminismo. y ¿por qué feminismo? Porque te ayuda a detectar lo que anda mal en una relación. Ahora bien, tenemos que mirarnos a nosotras también, no para culparnos por lo que anda mal, sino porque pocas veces algo es blanco o negro (aunque a veces sí, como en el maltrato, donde la víctima no es responsable de la violencia que sufre ya que nada justifica ese trato)

  3. La tribu: Necesitas un lugar donde poder expresar lo que sientes sin juicio, donde te den alas para volar o puedas renacer o simplemente descansar, que no todo es empoderarse. Para mí, tener personas a mi lado que me apoyaran fue fundamental no solo para salir de esa relación terrible, sino para darme cuenta que no había nada malo dentro de mí, que era una "tía guay" que podía sacar mi potencial. Rodéate de gente que te impulse amiga, gente que te escuche y te abrace. Y respétalas tú también. El grupo, la tribu, hace que la magia exista. Para mí, fue fundamental.

4. No dejes tus sueños por otra persona: Otro de los aprendizajes que hice fue dejar de poner mis sueños, mis deseos y mi poder en segundo lugar, ya fuera para apoyar al otro, o para que el otro no se sintiera mal. Amiga, si al otro le sienta mal tu luz, si te la quiere apagar o se queja si brillas (y no es porque seas una narcisista), esa persona es la que tiene el problema, no tú. Tú te has currado tus éxitos, tus deseos, tus sueños ¿por qué tendrías que renunciar a ellos por el otro? ¿Haría el otro eso por ti? ¿Quieres que el otro se sacrifique por ti y tú por el otro? Para mí, las relaciones sanas se basan en ayudar al otro a triunfar y viceversa. El amor da alas, no cadenas. Ambas partes pueden cumplir sus sueños, estar en pareja no debería rompernos los sueños.


5. HAZ TU PROYECTO DE INDEPENDENCIA ECONÓMICA: Y te lo pongo en mayúsculas, porque si eres dependiente económicamente, lo tienes muy difícil para salir de ahí. Pon foco, haz un proyecto, no dejes de ganar dinero, o al menos inténtalo. Ni la maternidad ni nada debería alejarte de tu independencia económica. Este es el paso más difícil y sé que a algunas os chirría lo que acabo de decir de la maternidad "claro Sara, qué lista, ¿y cómo hago eso? más presión que me echas encima, como si no tuviera poco con un bebé". Entiendo que te enfades, frustres y no puedas más: ES SUPER SANO. Pero después de eso déjame ayudarte a construir tu negocio, o al menos cositas que te ayuden a seguir teniendo cierta independencia. En mi canal de YouTube (ver aquí) iré publicando pasos para construir un negocio consciente porque de verdad que a mí me dio muchísima libertad.


Ahora bien, puedes ser libre económicamente y dependiente emocionalmente, por ello es fundamental liberarte de ambas cadenas. Las cadenas las vamos trabajando poco a poco a través de mis redes sociales, pero sobre todo en terapia, La Guarida y los círculos y retiros.


Espero haberte ayudado.


Os quiero,


Sara.




66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page