top of page

Miedo a que tus pacientes no avancen, soluciones prácticas

Si hay un trabajo complicado, este es el de los terapeutas ¿Por qué? Porque no solo escuchamos historias complicadísimas con el desgaste emocional que esto conlleva, sino que tenemos que intervenir siempre sin saber si nuestra intervención ayudará o no al paciente.


Y es que los terapeutas desempeñamos un papel crucial en el proceso de sanación y crecimiento de nuestros pacientes y nuestro sentido de la responsabilidad y el deseo genuino de verlos progresar nos hacen estar, en muchas ocasiones, inseguros. No solo esto, es que a veces es verdad: La teoría que tenemos se nos queda corta (especialmente la de la Universidad, muchas veces basada en protocolos que no escuchan el dolor del paciente).


Hoy quiero ayudarte con estrategias concretas a salir de ese miedo, porque yo también lo pasé y, después de formarme con los mejores, he creado un sistema para trabajar de modo integrativo que hoy te quiero presentar.


Estos son los pasos más efectivos para dejar de temer que los pacientes no avancen:


1. Tener una buena base teórica, cuanto más profunda, mejor.


Lo que más me ayudó a mí no solo a entender a los pacientes, sino a diferenciarme de otros terapeutas y tener lista de espera y la mayor adherencia terapéutica del centro donde trabajaba, uno de los mejores de España, fue mi base teorica. Aposté como base por el psicoanálisis, pues es la disciplina más base teórica que existe. De hecho, cuando la estudias en profundidad, todo lo demás te suena a "psicoanálisis descafeinado".


Completé esta formación con EMDR, Mindfulness, Teoría Polivagal, neurociencias...



2. Entender cómo se trabaja de forma holística


Otra cosa que me ayudó profundamente fue el trabajo integrativo. No ver a la persona como una enfermedad, ni siquiera verme a mí como alguien que trabaja con su mente, o sus problemas, traumas o sufrimiento. Sino verlo todo como un sistema integrado. A partir de esta idea creé la Brújula de La Sanación®, que trabaja a diferentes niveles: 4 Tiempos, 4 esferas y 4 bases:




3. Aprender el funcionamiento del cerebro y la neurociencia del estilo de vida (slow)


Entender el funcionamiento del cerebro, la importancia la dopamina, los beneficios de la naturaleza, el volver a conectar con los biorritmos y regular el núcleo supraquiasmático, la importancia de la eco-espiritualidad y sobre todo, estrategias concretas de gestión del tiempo, hizo que mis pacientes no solo sanaran sus traumas con el psicoanálisis y las terapias del trauma, sino que pudieron dar un salto hacia una vida expansiva y plena. Yo misma pasé de vivir estresada a vivir Slow.


Entender la importancia del Estilo de Vida y unirlo a la psicología profunda fue lo que cambió todo. Y esto no se lo he visto hacer a nadie, de hecho, lo tenemos registrado, se llama Slow Life Therapy® y combinado con el trabajo profundo, es brutal.


4. Entender que no somos todopoderosos:


He escuchado a grandes psicoanalistas decir que después de años trabajando, aún sentían ansiedad en la primera sesión, en medio del tratamiento dudaban de si podrían ayudar al paciente y lo quemas me gusto: Que nosotros no teníamos una pastilla, que todo el mundo entiende que una medicación falle y se cambie por otra, pero poca gente entiende que en el tratamiento hay que buscar diferentes vías.


Y es que hay que conectar con la humildad y el trabajo compartido del paciente. Nuestro labor es complicada, algo de ansiedad siempre habrá, pero es normal: Es lo que nos hace no despistarnos, seguir formándonos, siendo precavidos.


Usa esas sensaciones a tu favor y pasarás de la inseguridad a la excelencia.


5. Acción: Fomentar la Autonomía y la Responsabilidad del Paciente


Otro ejercicio útil es fomentar la autonomía y la responsabilidad del paciente en su propio proceso de sanación. Para ello tenemos que ayudar a los pacientes a establecer metas realistas y alcanzables, así como a identificar las acciones concretas que pueden tomar para avanzar hacia esas metas. Al empoderar a los pacientes para que sean participantes activos en su propio proceso terapéutico, y sobre todo, crear un espacio seguro donde paciente y terapeuta co-crean el camino desde el respeto, la curiosidad y la creatividad, como de un juego Winnicottiano se tratase, es fundamental.


Podría seguir dándote un montón de estrategias porque tengo muchísimo material para ayudarte en este tema, pero por ahora te invito a ver la clase gratuita que he grabado para ayudarte.


Para verla debes unirte a mi canal de Telegram donde dejaré material único para terapeutas comprometidos con la salud y el bienestar de sus pacientes.






34 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page