top of page

Sanando a tu Niña Interior a través del Emprendimiento Slow®

En la entrada anterior hablábamos de cómo las niñas interiores te bloquean en tu emprendimiento slow. Bien, vamos a ver ahora cómo mejorar este área de tu vida que si no trabajas, se convertirá en una cadena de dependencia económica, frenando tu libertad y estilo de vida soñado.


Reconoce y valida tus emociones y sentimientos:


El primer paso para sanar a tus niñas interiores, sean éstas cuales sean, es reconocer y validar tus emociones. Éstas pueden ir desde el miedo, la vergüenza, la rabia o el sentimiento de inferioridad. Y te las tienes que permirir todas ya que sentirte así es válido y mereces cuidarte en ese dolor. Vivimos en la sociedad Híper, que te dice que tienes que estar siempre feliz y produciendo, pero esto no es así.


La Mujer Salvaje sabe que tiene derecho a sentirse mal, a descansar e incluso a entrar en drama de vez en cuando para soltar al cuerpo, pero una vez hecho esto, no deja que esas emociones y sentimientos le frenen, pues sabe que vienen de su historia y que, en el presente, tiene derecho a intentarlo y fallar y volver a intentar todas las veces que necesite, porque solo así alcanzará el éxito.


Practica la autoaceptación:


Eres una Perfecta Imperfecta, es decir, una mujer humana a la que le pasan cosas de humanas. Por lo tanto, debes entender que el fracaso es una parte natural del camino del emprendimiento, y de cualquier camino, en realidad. A través de conocer y aceptar tus límites podrás emplear varias estrategias, por ejemplo:


  • Saber dónde flaqueas, pues será donde flaquea tu negocio.

  • Al conocer tus puntos débiles y aceptarlos, podrás buscar o bien alguien que los haga por ti, o aprender estrategias para tu negocio.





Desarrolla una rutina de autocuidado:


Hay algo que me enseñó mi amiga Carmen que se llaman Snacks de autocuidado. Esto es incorporar, entre tus bloques de tiempo de trabajo (hablo de ellos en mis cursos de emprendimiento) pequeñas pausas de autocuidado como: meditación, ejercicio, tiempo en la naturaleza y actividades que disfrutes. Esto te ayudará a reducir el estrés, la carga mental y por lo tanto, ser más efectiva.


Adopta el Emprendimiento Slow®:


Pero si hay algo que me cambió la vida, esto fue el emprendimiento slow®. ¿Qué significa esto? Hacer un negocio que esté acorde a otras áreas de tu vida, en lugar de vivir para trabajar. Consiste en llevar un ritmo más consciente y equilibrado. Te dejo algunos cambios que hice en mi vida que me ayudaron a emprender slow:


Priorizar y simplificar: Analicé los datos de mi empresa y deseché todo lo que no daba resultados. Además, sistematizamos de forma minimalista el trabajo. Esto hace que deje de poner mis heridas en los proyectos y me coloque en el papel de líder que mi empresa necesita, sin miedos ni alianzas y roles a mi familia que me ataban a un emprendimiento poco sostenible.


Dividir tareas por prioridades, tiempos y bloques: Trabajar en bloques usando el Batch-Tasking me cambió la vida. Además, cada persona sabe qué debe hacer, cuándo cuál es el objetivo. De este modo, tengo tiempo para mi autocuidado, algo que mi niña interior necesita.


Tiempo para reflexionar: En YVC® no vamos a lo loco. Cada cierto tiempo revisamos lo que estamos haciendo y cómo va. Y sbre todo, cada cierto tiempo nos tomamos descansos para conectar con la vida y no perder el foco de lo importante. Esto nos hace ser más creativas y productivas.




Lanzamientos Conscientes: Posiblemente, lo mejor que he hecho hasta ahora.

Planificar con muuuucha antelación y crear una buena estrategia de creación y venta del material: Adelantarte es fundamental. De esto ya os hablaré en otra entrada.


Crear un negocio que me permite trabajar cuando quiero, donde quiero y con quien quiero: Esta es la clave, mi querida mujer. Esto es Emprendimiento Slow®

Hay más técnicas de emprendimiento slow, pero ahora toca seguir sanando a la niña a través del emprendimiento.


Busca apoyo y mentoría:


Es normal no saber hacer todo, y también es normal tener miedo. Buscar a personas que ya hayan pasado por tu mismo camino te va a ahorrar muchísimo tiempo y dinero, así como errores, estrés, miedos... La niña interior se sana con mentoras compasivas que vayan más allá de las simples estrategias, teniendo un enfoque consciente y efectivo.


Fomenta la autocompasión:


El emprendimiento tiene altibajos y es fundamental ser compasiva contigo misma para que tu niña interior (o niñas, como vimos en la entrada anterior), no quiera desistir. Confía en ti y usa los recursos que hay, como meditaciones, análisis de datos, estrategias conscientes de lanzamientos, etc., porque te van a sanar profundamente.


Como ves, sanar a tus niñas interiores heridas es un proceso que requiere tiempo y paciencia. Pero mi querida mujer salvaje, es fundamental para liberar tu verdadero potencial como emprendedora.


Cuando revisas tu negocio e incluso lo construyes desde cero adoptando un enfoque de emprendimiento slow®, no solo sanas tus heridas emocionales, sino que también construyes un negocio más sostenible y equilibrado con tu vida y tus prioridades.


Recuerda, tu valor no se mide por tus logros o el éxito de tu negocio... ¡Empieza hoy a crear una vida y un emprendimiento que reflejen tu verdadero yo!



Espero como siempre, haberte ayudado.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page