top of page

Vivir Slow, la nueva forma de vida que te reducirá la ansiedad y aumentará tu satisfacción vital.


Hoy escribo un texto un poco largo, hazte una bebida caliente, encuentra un lugar tranquilo y léelo con calma ;)


La ansiedad es una de las grandes pandemias del S.XXI. Hace unos años, yo misma vivía metida en ella. Sensación de no llegar a todo, dolor en el pecho, miedo a la vida, sentirme pequeña e incapaz, insatisfacción vital...


Según el VII Estudio de CinfaSalud y la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS):


Un 42 % de la población española siente estrés con frecuencia o de forma continua. El 48,7 % de las mujeres y el31,5 % de los hombres sufren estrés de forma continua.


Las causas de la ansiedad son muchas: Sistema nervioso alterado por traumas irresueltos o por el ambiente en el que vivimos, heridas de la infancia, precariedad laboral, incertidumbre a futuro, ecoansiedad, son solo algunas de las muchas que puedo citar. Hoy quiero centrarme en el Estilo de Vida, porque es un elemento clave a la hora de reducir la ansiedad.

El problema es que, como siempre os cuento en mis redes sociales, lo que yo denomino La Sociedad Hiper está creada para que sintamos estrés de forma constante: necesitas tener una vida perfecta, un cuerpo perfecto, un trabajo perfecto, una crianza perfecta...


Todo está atravesado por El Ideal, ese concepto que las psicoanalistas sabemos que es inalcanzable pero que el Sistema no deja de vendernos en cada anuncio, revista, serie de televisión o película. Y por supuesto en las Redes.




¿Qué podemos hacer entonces?


Se pueden hacer muchas cosas para reducir la ansiedad, si os fijáis, los manuales están llenos de técnicas que nos ayudan a ello, pero el primer paso, o para mí el más fundamental, es CUESTIONAR al sistema, El Ideal, y entender que ni podemos hacerlo todo, ni puede ser perfecto. REDUCIR LA EXIGENCIA sin ser exigentes en cómo hacerlo.


Y para ello necesitamos hacer un cambio de paradigma un cambio de mentalidad, como dice mi amiga María, CEO de Astrointuición y mujer poderosa, salir de La Matrix.


Y salir de la Matrix para mí es entender que el sistema nos está creando necesidades que no tenemos para vendernos cosas que no necesitamos.


Es entender que hay que volver a Lo Esencial, que la conexión con Lo Simple es donde está la Calma y la Plenitud. Que somos salvajemente poderosas y que con pequeños cambios en nuestro día a día, podemos construir grandes vidas.


Es asumir, en muchos casos, nuestra ambición y dejarnos de ser las niñas buenas, las mujeres calladitas, que el sistema quiere que seamos. Es alzar la voz y decir: Soy una Mujer Salvaje y quiero comerme el mundo peeeero.... Sin sacrificar las cosas buenas, sin sacrificar mi calma y mi bienestar. De hecho, muchas de vosotras aún tenéis que construir vuestro bienestar o quizás aprender a valorarlo.


Para conseguir todo esto, esa calma interior que no está reñida con ser poderosas, lo que más me ha servido a mí es trabajar en mí misma desde diferentes niveles pero hoy quiero resumirlos en 2:

  • El nivel interno (terapia, mujer salvaje, niña interior...)

  • Y el externo: Estilo de Vida Slow Living


¿Qué es el Slow Living?

  • Es vivir de forma más tranquila, sintiendo paz mental y física, sin tanto estrés ni prisas, cultivando el bienestar, el (auto)cuidado y el amor propio.

  • Es vivir creando comunidad y conectando a La Madre Tierra, siendo parte del cambio que El Planeta necesita, lo que te da plenitud.

  • Es aprender a escuchar a tu cuerpo y tus ritmos, es asumir tus sueños pero bajarlos a Tierra y tener un plan para conseguirlos.

  • Es entender que no hace falta estar todo el día haciendo cosas extraordinarias, sino hacer extraordinarias las pequeñas cosas.

¿Por qué vivir slow da paz y además ahorra dinero y tiempo?


  • Porque aprendes a identificar lo realmente importante, desechando las cosas que te roban energía, dinero y tiempo.

  • Dejas de estar bajo la influencia del sistema consumista, liberándote de poner tu autoestima en lo que tienes en lugar de lo que eres.

  • Vives desde la salud no solo individual, sino colectiva, aportando tu granito de arena al mundo, lo que te da unpropósito vital.

  • Regulas tu sistema nervioso y tu cerebro reptiliano, que identificarán que vives en un lugar seguro, desactivando de este modo las respuestas de lucha, huida y congelamiento.

¿Cómo me sentiré si empiezo a vivir Slow?


¿Cómo lo hago?


Pasear por la naturaleza, el tiempo con tus personas queridas, jugar con tu perro, acariciar a tu gato, ese café a media tarde... Las cosas sencillas son las que se asocian a este estilo de vida. Y ahí está lo interesante y poderoso: Que el bienestar YA ESTÁ AHÍ, en nuestras vidas, es solo darnos cuenta de él.


Te dejo 10 principios que puedes empezar a aplicar desde hoy mismo:


  1. Entiende que vivir Slow y Consciente es una filosofía de vida.

  2. No intentes hacerlo perfecto, ni 24 h ni 7 días a la semana. El perfeccionismo es lo que más te aleja de este estilo de vida.

  3. Reduce las cosas que quieres hacer en un día: ser la madre perfecta, la trabajadora ideal, ir al gym, quedar con tus amigas, tener sexo con tu pareja, limpiar la casa, vestir bien, hacer tratamientos de belleza, comer sano... Amiga, esto es DEMASIADO. Otro día os enseñaré cómo hacer un calendario Consciente.

  4. Disfruta de las cosas pequeñas y cotidianas: una buena vida se hace con buenas rutinas.

  5. Entiende que meditar es estar presente. No te hace falta un zafu, solo necesitas prestar atención a lo que estás haciendo.

  6. Un sistema nervioso tranquilo es fundamental en tu vida Slow. Y es un círculo virtuoso: a más tranquilidad, más vida Slow, a más vida Slow, más tranquilidad.

  7. Decora tus espacios con cariño, minimalismo y belleza: no se trata de tener muchas cosas, sino cosas que combinen, de colores claros y sobre todo, tener menos, dejar espacio para la energía.

  8. Vuelve a la naturaleza: Ella es tu mejor aliada para vivir Slow pero recuerda que no te hace falta irte a vivir al campo, puedes ir a parques, tener plantas en casa...

  9. Aprende a escuchar tus ritmos y tu flujo de energía: pregúntate... ¿Cómo estoy hoy? ¿Qué necesito?

  10. Y recuerda: no es difícil, solo es nuevo.


Espero haberte ayudado.


Un abrazo lento y consciente;


Sara Sarmiento

Psicóloga psicoanalista, CEO de Yo Vivo Consciente y Perfectas Imperfectas.




192 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page