top of page

Cambios para 2021: ritual 3 "Limpieza cuerpo, mente y rutinas"

  • Limpieza mente-cuerpo-actividades-relaciones (para Perfectas Imperfectas que no han llegado a la iluminación).

No sé vosotras, pero a mí llega a molestarme cuando la gente dice: "deja eso atrás", o "deja a esa persona". - Querida, si fuera tan fácil, ¿no crees que ya lo hubiera hecho?


Dejar antiguos hábitos o relaciones no es fácil y ese no es el objetivo de esta entrada del blog (por favor que nadie lo sienta así). El objetivo de esta entrada es empezar a mirar más allá de lo aparente y empezar a hacernos preguntas que nos hagan libres. Dejar algo por dejar NO ES BUENO, pues no sabes qué función cumple en tu mundo interior. Cambiar conductas como tal no es la intención, la intención es cambiar las bases de lo que te lleva a realizar esas conductas.


Aunque por supuesto cambiar ciertos hábitos puede ser más sano: ¿cuántas personas vemos que siguen controlando, aparentando, siendo infelices o esclavas de su nuevo estilo de vida super cool?


Por todo ello nosotras solo vamos a plantar las semillas, esos primeros pasos, sin exigencias ni expectativas.


Allá vamos:


1. Limpieza del cuerpo: Quizás uno de los rituales más bonitos. La limpieza no es ya de nuestros espacios, sino de nuestro cuerpo.


Siente: ¿qué quiero conseguir con esto? Y ahora tómate tu tiempo para hacer un ritual de preparar un baño (o ducha). Pon velas, música y añade hierbas al agua como la lavanda o la salvia, también puedes añadir gotas de aceites esenciales. Agrégale al baño sales (puede ser sal gorda de cocina) y disfruta de tu tiempo de autocuidado. Eres merecedora de él y pocas veces lo hacemos. Si no tienes bañera, puedes hacer lo mismo con la ducha. La sal puede ser tu exfoliante natural (pásala con cuidado, especialmente si es gorda). Recuerda que lo importante es la intención. Ahora solo relájate y disfruta


2. Limpieza de mente: una vez que el cuerpo está limpio toca escribir. Ve a un lugar donde puedas estar tranquila y respira. Ahora solo fíjate en los pensamientos que te vienen como si fueran hojas que pasan frente a ti, sin quedarte "pegada a ellos", solo viéndolos pasar. Si hay algo curioso, que no te esperas, no lo deseches, apúntalo en tu libreta consciente. ¿Qué tiene de especial ese pensamiento? Uno de los valores del psicoanálisis es que quitamos la carga moral de todo lo que pasa, solo somos curiosos ¿por qué pienso esto? ¿de dónde viene? ¿me sirve en mi momento actual de vida? Ésta última pregunta es la más importante. Muchas veces tenemos valores que se han quedado caducos, sin embargo no podemos soltarlos porque lo vemos como traiciones familiares. Plantéate a quién crees que traicionas si lo sueltas. Escribe todo lo que te venga. Esto se asocia al siguiente punto


3. Revisa tus rutinas de vida: sí, esas cosas que haces en piloto automático: ¿es lo que quieres en la vida? ¿O son cosas que te han dicho que tienen que ser así y nunca te has cuestionado que pueden ser de otra manera? Claro está que todas tenemos nuestro principio de realidad (comer, llegar a fin de mes, limitaciones de todo tipo), pero muchas veces nos limitan esos lazos inconscientes que nos hacen sentir malas si rompemos con ellos o esos techos de cristal que nos hacen sentir que no podemos llegar a más porque "no va a ser aceptado" o "superamos a alguien que no podemos superar" o "nos salimos del camino marcado". Y a ti ¿qué te han medito en la cabeza que era así pero ya no te sirve? Escríbelo y cuestiónalo


Revisar valores, creencias, rutinas de vida, etc., es uno de los ejercicios más liberadores que existen

Nos vemos en el próximo ritual,


Un beso Imperfectas


Sara.


102 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page