top of page

Cambios para 2021: Ritual 4 "Limpieza relaciones"


Hola Imperfecta


No, no te asustes que no se me ha ido la olla ni me creo que nos hemos iluminado. Tampoco creo que el desapego sea la solución a todas las cosas (es más, la paradoja del desapego es apegarse al desapego).


En esta comunidad nos gustan las relaciones, sufrimos cuando se rompen o acaban, lloramos con los duelos porque somos humanas.





Sin embargo, el desapego nos enseña que nadie nos pertenece, los demás son personas con voluntad propia y nosotras somos personas con voluntad propia: no nacimos para complacer a nadie.


Aún así, los vínculos nos sostienen y duelen y tenemos que revisar cómo nos vinculamos, qué pasa cuando los demás nos "fallan" o no cumplen nuestras expectativas.


Por mucho que el otro sea un ser con voluntad propia, eso no quiere decir que no podamos pedir o poner en palabras nuestros deseos y derechos. Tampoco quiere decir que tengamos que aceptarlo todo ni que no nos puedan doler sus actos. No, no somos dependientes por ello, somos humanas (im)perfectas, o mejor dicho, somos humanas a las que nos pasan cosas de humanas.


Revisar las relaciones es complicado y delicado, es un trabajo muy muy individualizado y no quiero escribir frases descontextualizadas que suenan a "verdades universales" o "mandatos" a seguir, o "soluciones a todo lo que me pasa". Si eso es lo que buscas, yo no lo tengo, pero hay muchas influencers en instagram que te lo van a dar. Ahora bien, cuanto más caso hagas a los demás, más poder les das a ellos y menos poder tienes tú.


Querida, no hay soluciones fáciles ni universales. Hay procesos, caminos, errores y aprendizajes, flexibilidad... Y en todo eso hay mucha vida y mucha humanidad. No somos ordenadores que nos pasa algo y nos reconfiguran. De eso, no tengo

Sabiendo esto, sabiendo que en Yo Vivo Consciente y Perfectas Imperfectas no vas a encontrar soluciones mágicas, vamos a seguir trabajando poco a poco.


Hoy te propongo un ejercicio sencillo pero muy profundo. Hazte un café o té, ponte un aceitito esencial que te guste o unas velas, coge tu libreta consciente, respira y responde:


  1. ¿Qué es lo que crees que siempre repites, haces o nunca haces en las relaciones?

¿Extraña pregunta? Te pongo un ejemplo:


Yo me he dado cuenta que me cuesta mucho "dejar relaciones" hasta que no estoy 100% segura que lo que percibo es cierto. Esto me viene de una relación de pareja en la que sufrí el famoso Gaslighting, es decir, percibes la realidad pero te hacen sentir que estás loca, que es todo tu percepción errónea. Esto también lo pueden hacer los padres/madres a les hijes. En mi caso la suerte fue que me lo hizo una pareja. Sin embargo no es la única cosa que hace que me mantenga en relaciones complicadas: también me da miedo sentirme "mala" si me equivoco al "echar a la otra persona de mi vida". En 2020 he aprendido a echarlas aunque no se confirme la intuición. Si siento que es mala, que me quiere "hacer algo malo", se confirme o no, prefiero tenerla lejos.


Ahora bien, es importante saber cuál es tu patrón. Si en tu caso "todo el mundo es malo o tengo que echar a todo el mundo de mi vida", esto puede ser por dos opciones: o vives en un ambiente realmente malo, o quizás no toleras que te lleven la contraria, la diferencia, que la otra persona sea autónoma, la cercanía y el compromiso o que interpretas la realidad desde la sospecha. Quizás en este caso no tengas que romper con las personas, sino aprender a hacer algo distinto y relacionarte de otro modo.


Creo que el ejemplo es bastante claro. La cuestión ahora es: ¿Qué patrón repites tú? A los porqués no podrás llegar porque son inconscientes, pero puedes empezar a cuestionar las relaciones que tienes y qué aprendizaje tienes que hacer


2. La gente que te rodea: ¿es buena para ti?


Ésta pregunta es delicada y muy personal. Estamos muy influenciadas por mensajes de "deja atrás todo lo que te limita" pero pocas veces pensamos "¿En qué me limita?". Tenemos asociado que el progreso siempre es laboral o económico debido al sistema en que vivimos, pero quizás esa persona que supuestamente te limita en el éxito laboral, puede ser un buen sostén emocional. El ideal es que la persona nos apoye absolutamente en todo, pero para eso la persona tiene que limitar sus emociones y no mostrar que le duele. Para mí el amor es libertad, pero es muy opinión personal. ¿Cuál es la tuya?


3. Por último ¿Qué necesitas tú en las relaciones?


Pregunta muy importante, pero lo más importante es que recuerdes que para eso que necesitas o deseas en las relaciones, quizás necesites más de una persona y no esperar que solo una persona lo cumpla. Eso mismo aplícatelo a ti. No puedes ser perfecta, tampoco en el desarrollo personal, solo humana


Para finalizar pregúntate ¿de qué me he dado cuenta al hacer este ejercicio?


Un fuerte beso


Sara

119 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page